sábado, 30 de junio de 2007

Una cascada de inocencia


El titular de prensa: "Un niño de ocho años alerta a la Ertzaintza de que su madre sufría malos tratos".


Y yo me pregunto: "¿Y quién protege a los niños"


Mis hijos, los hijos de mis amigos, los hijos de aquellos que me leen, son niños privilegiados, niños que apuran sus días de infancia sin más preocupación que las notas del cole o saber qué les habrá metido mami o papi en el bocata del recreo. Pero, independientemente de los niños del Congo, famélicos y sin más que ofrecer que sus enormes ojos taladrándonos nuestras conciencias, independientemente de esos niños de China que acarrean ladrillos ardientes en condiciones inhumanas (el trabajar a ciertas edades, y más en dichas condiciones ya es de por sí inhumano), independientemente de la soledad de las niñas de nueve años en Thailandia esperando a un cerdo seboso que entre por la puerta para seguir arrancándole a jirones la poca inocencia que le queda... independientemente de todo ese horror, están los otros niños.


Niños que podemos ver en cualquier parque, en algún colegio de nuestra ciudad. Niños que, en principio, a simple vista, son tan felices como nuestros hijos, como los hijos de nuestros amigos, como los de nuestros vecinos. Pero si escrutamos más allá de sus ojos, descubriremos que son tan inquietantemente inquisidores como los de las pobres criaturas del Congo, y hallaremos que nos preguntan, lacerantes: "¿Qué hice para que me peguen así? ¿Que pasó para que el amigo de mi padre me toque, él que me dejó confiado a su cuidado y jamás se creería lo que quiero contarle?"


Son las víctimas de abusos igual de escalofriantes que los de las niñas de Thailandia o los niños de China, pero , por ser más cercanos, paradójicamente, nos quedan más lejos. Muchos nos tapamos los ojos y no queremos ver lo que hay detrás de esos ojos tristes, brillantes, marchitos, que, a pesar de todo, aún esconden una cascada de inocencia. Afortunadamente.

5 mordiscos a esta cereza:

Dr. Krapp dijo...

No olvide querida Guinda a las víctimas de acoso escolar. Niños machacados, espoliados, humillados y derrotados día a día por sus propios compañeros e incluso por profesores simplemente por n admitirse su diferencia. Niños estigmatizados durante años y con secuelas para toda la vida.
Aparte de la celebrada Carrie hay una maravillosa película que trata eexcelentemente este tema . Bienvenido a la casa de muñecas de Todd Solondz

Anabel dijo...

Cada vez que leo algo así, ase me encoge el alma. Ya sabes a qué me dedico, y cuando veo a los pequeños, tan inocentes, tan indefensos, e imagino que hay quien es capaz de tocarlos siquiera, me hierve la sangre.

Hay una canción de The Cranberries, llamada "Fee Fi Fo". Ese título, en la literatura inglesa, representa los gritos del ogro malvado. La letra es, indudablemente, escalofriante. Si lo deseas te la paso, y si no sabes inglés te la traduzco encantada.

Gracias por el texto.

Besos
Anabel

Anabel dijo...

Por cierto, y perdona la insistencia: Anabel es Anu ;-)

Guinda de Plata dijo...

Doctor, es cierto, no he nombrado a las criaturas víctimas del acoso escolar y miren si hay, por desgracia. Una verdadera pena.

Anabel, ¡qué alegría más grande y qué sorpresa verte por aquí! Tengo la canción que dices puesto que adoro The Cranberries y tengo sus discos. Muchas gracias de todas formas por el ofrecimiento. Intentaré traducirla (tengo un nivel de inglés medianamente aceptable y mi hermano es profe de inglés), pero no dudes en que, si me hace falta, te pediré que me la traduzcas. Gracias a ti por estar en esta tu casa, Anabel.

Te mando un beso muy fuerte y suerte con las oposiciones, guapa.

Belén.

Anónimo dijo...

Hola que tal soy Marta, por casualidad he llegado a tu blog y he de decir que me ha gustado bastante, ya que soy muy aficionada a la fotografía erótica amateur, y a los relatos eróticos. Yo también tengo un blog de temática erótica, si quieres conocerme mejor no tienes más que visitar el enlace que te he dejado abajo.

Porno Casero Amateur

Te animo a seguir publicando.

Besos.

Marta.

Template by:
Free Blog Templates