viernes, 15 de junio de 2007

Eterna tristeza




Tejiendo urdimbres, enlazando sentimientos, repasando sonrisas, recordando palabras... La noche ha llegado tras un día de repaso a mi interior, mientras la lluvia caía atípicamente en mi tierra a mediados de junio.

No me gusta escarbar en mi interior, porque muchas, muchas veces, no me gusta lo que veo. Cuántas veces me han censurado esta eterna tristeza que siempre me aflige pero que no puedo combatir. Lo intento, de verdad, pero no puedo, no puedo, y lucho, y peleo contra los monstruos de mi desesperación, intento combatir contra mi desesperanza e intento convencerme de que hay muchos que están peor que yo, que en el fondo soy una privilegiada.

Pero mi problema es que tengo muy poquito poder de convicción. Y menos conmigo misma.

Y sigo sin quererme. Y me desespero más aún. Y...




6 mordiscos a esta cereza:

embolic dijo...

¿Desespero Guinda?

¿rodeada de cariño como estás?

¿porqué no lo sorbes y te inundas de él?

ya lo has hecho, ya lo haces si no... no podrías desprenderlo por todos los poros de tu piel.

El cariño va contigo allá por donde tu vas...

¿donde escarbas querida?

hazlo a conciencia y bien... y lo encontrarás.

buenas noches cereza de plata.

Guinda de Plata dijo...

Embolic, cariño, buenos días...

Gracias por tus palabras, siempre sabias, siempre a punto, siempre apoyándome.

Me dices que sorba ese cariño y que me inunde de él, pero por otro lado, que ya lo estoy haciendo.

Soy cariñosa a ratos, pero aún tendría que tomar con más fuerzas, con más convicción, ese cariño que sé que me rodea y que las nubes negras no me dejan ver.

Seguiré escarbando, bonita. Aunque me deje las uñas en el intento.

Gracias por estar ahí, mi Embolic.

B.

javierlunaro dijo...

Si te conocieras algo más, seguro que te querrías como mereces. Siempre.

Guinda de Plata dijo...

Javi, estoy completamente convencida de que efectivamente, tú me conoces mejor que yo a mí misma.

Gracias por estar ahí.

Siempre.

B.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Hazle caso a Embolic y a javierlunaro; yo añado que guardes un poco de tanto cariño y tanta dulzura que repartes y te la quedes para ti, es un tirón de orejas no para que no malgastes sino para que administres ;-)
Un beso, guapísima Guinda de oro...

Guinda de Plata dijo...

Fauve, ¡qué alegría verte por aquí!

Ay, si ya sé que merezco uno y mil reproches, que me quiero muy poquito... y tienes mucha razón. Repartiendo besos y cariño y yo que tan poquito me quiero. A ver cuando hago caso a los amigos.

Besitos, Fauve, un placer.

B.

Template by:
Free Blog Templates