domingo, 17 de junio de 2007

La satisfacción


Esta noche, madrugada ya, me acuesto muy satisfecha. No tengo mucho qué contar, porque este blog es, a pesar de ser un reducto íntimo, tan abierto como yo he querido que lo sea. Ni restrinjo entradas ni suprimo comentarios. Pero hay cosas que prefiero guardar en el fondo de mi corazón y tirar la llave al fondo del mar, de ese mar de mi Cádiz que siempre me acompaña y que hoy se ha revuelto gris como gris ha estado el cielo en el que se refleja.


Esa llave... esa llave que abre y cierra las puertas en mi corazón herido y maltrecho pero que día a día, curado por el bálsamo de mil querencias, va cicatrizando.






2 mordiscos a esta cereza:

corsario sin patente dijo...

Esa llave, y tú lo sabes, es también la llave de la felicidad.

Guinda de Plata dijo...

Gracias, Corsario, por acercarte aquí. Sé que eres un hombre que también tiene esa llave de la felicidad y sabe usarla con maestría.

Un beso muy grande y espero verte muchas más veces por aquí.

B.

Template by:
Free Blog Templates