viernes, 16 de mayo de 2008

Rompiendo una promesa






Qué horror. Así, sin signos de exclamación, así de yermo y duro porque así es como me siento en estos momentos.

No, que conste que no escribo esto para lograr la palmadita en la espalda y que todo el mundo me salte con aquello tan manido de "la belleza está en el interior". Me acabo de ver en la tele local, entrevistada con motivo de la firma de mi libro mañana aquí en Cádiz (ya hoy viernes), y estoy horrorizada.

Pero qué fea soy, Dios mío.

Siempre, siempre, siempre, he tenido esa percepción de mí. Quienes me conocen, lo saben perfectamente. Pero las tres o cuatro veces que me he visto en algún programa de la tele -en vídeo casero no, porque no soporto verme y no quiero que me graben-, después, si no lloro, estoy a punto de hacerlo. Porque mira que soy fea, madre mía. Y si me veo en algún programa, como acaba de pasarme, entonces ya...

Y yo me pregunto:

¿Y perder algo del supuesto talento que tengo frente a un gramo de belleza? No lo dudaría.

Una vez conocí a una chica que nació con una deformidad monstruosa en la cara -¿qué será de Mary Ángeles, que por cierto era un ángel de carne y hueso?-, y me prometí a mí misma que jamás volvería a decir que yo era fea.

Lo siento, pero se ve que nací con tendencia a romper promesas.

Buenas y algo agobiadas noches.

7 mordiscos a esta cereza:

Ave Fenice dijo...

Pues Dios no nos prometió hacernos "bonitos".

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

No conozcoa a ninguna persona,salvo a Narciso y sus acólitos,que se encuentre bella.
A propósito del libro, si se puede adquirir en una libreriá convencional, ya me lo dirás. Un fuerte abrazo y ánimo.

El Lobo Feroz dijo...

La belleza no es absoluta, está siempre en el que mira.

FERMÍN GÁMEZ dijo...

¿Ves? Esto sí que no lo entiendo.

Guinda de Plata dijo...

No sé ni qué responderos, amigos... Estaba tan agobiada al verme que quise desnudar mi corazón y no encontré mejor sitio.

Quizá fui injusta porque no tengo derecho a quejarme... pero necesité hacerlo. Lo siento.

Os mando un beso y muchas gracias.

Y con respecto al libro, no te preocupes, Luis, que en breve tendrás noticias de cómo podrás obtenerlo por tu tierra.

Besos agradecidos,

B.

Slave to love dijo...

Pues no se si la belleza esta en el interior o el exterior. Lo que si sabemos todos es que en el interior de una persona esta su capacidad para amar y yo que por primera vez te leo solo puedo reconocer que me he sentido abrumado por la que tu desprendes.

¿ Acaso tambien cambiarias un gramo de esa capacidad por un gramo de esa belleza que segun tu misma no tienes ?

Guinda de Plata dijo...

No, slave, no creo que la cambiara, sobre todo cuando me lo planteas de esa manera. Entonces, cuando me releo, me avergüenzo de haber dicho lo que he dicho.

Gracias de corazón por tus palabras. Pásate por aquí cuando quieras, ya que te ha gustado esta primera vez.

B.

Template by:
Free Blog Templates