domingo, 25 de mayo de 2008

Contradicción







Es muy fácil quererme.
Lo es advertir que los besos son más besos conmigo,
que Julieta, a mi lado, es una novata aprendiza,
y lo es obligar al amor a que yo sea su abanderada.
Es fácil que los poemas ni sepan a poema,
que los sonetos no lleguen a tener catorce,
sino que, asaetados y muertos de amor,
multipliquen sus líneas y se conviertan en versos imposibles.


Y es tan fácil quererme,
dar la espalda al miedo y arriesgarse,
que te pido que apuestes por mí aun temiendo perder,
y que te convenza de que sí, que es fácil quererme,
aunque tú intuyas lo complicado que es,
y, que en el fondo, jamás llegues a saber
que esta súplica que te hago
es porque sé que es muy, muy difícil.
Es muy difícil quererme.

13 mordiscos a esta cereza:

** mL dijo...

cada día disfruto más leyéndote
gracias

Guinda de Plata dijo...

¿Sabes que el fucsia es uno de mis colores favoritos?

Ya me he pasado varias veces por tu blog y me gusta mucho por fresco y original. Permíteme que ponga un enlace en el mío, ¿vale?

Y sigue con esas pinceladas en el color que tanto me gusta.

Me alegro de que te gusten mis tonterías.

Besos,

B.

** mL dijo...

lo mismo acabo de hacer
que desde que lo pienso hasta que lo hago...
un beso

Luis Antonio Pérez Cerra dijo...

Lo lamento, pero en esta ocasión discrepo contigo. Mi respuesta a tu último verso es: LO DUDO

Gracias por la generosidad de tus comentarios.

Un abrazo

Luna Carmesi dijo...

A veces pienso que si alguien se quiere a si mismo. Lo demás viene, se acerca y se queda de forma natural...

Besos.

Ana dijo...

No sé que pensaría Wittgestein acerca de esta paradoja, pero lo cierto es que cuanto mas difícil es querer a alquien más ímpetuoso es el amor que se siente y más facilmente brota...ahora, no me preguntes porqué ... que ni idea!!!

Dr. Krapp dijo...

El despliegue de fuerzas contradictorias se aunan para resaltar la belleza del conjunto. Gracias Guinda por tu texto.

Neander dijo...

jamía, en ké kedamos?
me tienes hecho un lío

Guinda de Plata dijo...

Un beso muy grande para todos y muchas, muchas gracias por estar ahí y por vuestros piropos.

Ni os imagináis qué feliz me hace veros por esta cajita de cerezas y guindas. De verdad.

Nean, lo siento... pero a veces soy pura contradicción. ¿Qué le vamos a hacer, jomío? ;-))

ybris dijo...

Es la engañosa facilidad de lo difícil.
Lo dices tan bien en tus hermosos versos que entran ganas de arriesgarse a quererte.
Suceda lo que suceda.

Besos.

Guinda de Plata dijo...

Me encanta leerte, Ybris, porque no sólo tus poesías, ni las entradas en tu blog; hasta tus comentarios en el mío son hermosos.

Muchas gracias por asomarte a mi rinconcito.

B.

FERMÍN GÁMEZ dijo...

Yo también disiento del último verso, pero con total convicción, sobre todo después de la tarde de ayer en que nos encontramos por primera vez en persona en nuestro Cádiz del alma. Un ratito largo (casi tres horas) en que hablamos de poesía, de libros, de los blogs de los amigos, de los foros...

Besotes.

Guinda de Plata dijo...

Un ratito largo que en mi reloj donde guardo los buenos momentos sólo marcó cinco minutos.

Fue un verdadero y extraordinario placer conocerte, Fermín.

Cuando puedas, otros cinco minutos más, por favor.

Un beso,

B.

Template by:
Free Blog Templates