lunes, 26 de mayo de 2008

Los dos, el mismo árbol



Atrápame en tu raíz de árbol poderoso y fuerte.
Permíteme que suba, como savia nueva
por tu tronco leñoso, por tus ramas aún desnudas,
y que me convierta en la hoja ondulante,
en el fruto obsceno del paraíso,
en la guarida y casa del pájaro cantor.

Quiero ser parte de ti,
seguir creciendo a tu sombra,
multiplicar mi presencia
y llenarte de hojas, de frutos, de ramas,
y saciarte con mi savia;
convertirme yo también en árbol,
que los poetas sueñen bajo la copa,
y que el viento y la lluvia me azoten,
que el calor me doblegue,
que la brisa me acoja
y morir contigo cuando llegue el momento,
como si fuéramos los dos
el mismo árbol anciano, pardo y viejo.

9 mordiscos a esta cereza:

El Lobo Feroz dijo...

Bonita metáfora.
Un beso.

Noray dijo...

¡Vaya descubrimiento! El poema es de una belleza inusual.

Atrapado me he quedado en tus raíces para siempre.

Si no te importa te he enlazado con mis blogs recomendados, así que eres ya Perfume para un siglo.

Un puro placer leerte.

Un beso.

Noray dijo...

He estado revolviendo en tu caja de cerezas y guindas, y creo que tengo para comer por mucho tiempo. ¡Es una gozada leerte!.

ybris dijo...

Fecunda imagen la del árbol para expresar el amor tan bellamente como lo haces.
Siempre me pareció que un árbol es el más poderoso exponente de nuestra condición de tierra y cielo, de realidad y sueño, de posesión y súplica.
Y, desde luego, del deseo de enraizarse en quien se quiere para hacerse uno en la gestación y formación del fruto compartido.
Desde la vida hasta la muerte.

Muy bello.

Besos.

Neander dijo...

Creo que es la mejor "prosa vertical" que te he leído. Un beso.

Guinda de Plata dijo...

Muchísimas gracias a todos, de verdad. Es muy, muy bonito y gratificante saber que a los demás les gusta y le llega lo que una quiere plasmar.

Efectivamente, Lobito, esta "prosa en vertical" nació como metáfora e Ybris lo ha explicado perfectamente.

Nean, muchas gracias por ese pedazo de piropo.

Y, Noray, decirte que por supuesto estás invitado a revolver cuanto quieras en esta cajita y a pegar los mordiscos que te apetezcan. Por cierto, yo también he enlazado un par de blogs tuyos en el mío...

Un beso a todos y gracias de nuevo.

B.

Ignacio Bermejo dijo...

Pero que bien escribes. Me has sacado los colores con tu calidad literaria. Te agrego a mi página y por supuesto que compro tu libro.
Un beso

FERMÍN GÁMEZ dijo...

Extraordinario título, precioso poema, y como siempre, me quedo para degustar dos cerezas que has unido con la intuición que te caracteriza: "guarida y casa".

Te lo dije ayer en Cádiz y te lo repito: qué gran intuición tienes para las palabras.

Guinda de Plata dijo...

Ignacio, paisano, ¡qué alegría verte por aquí! Tus palabras sí que me sacan los colores, de verdad.
Me alegro mucho de tus éxitos literarios y periodísticos y por supuesto que ahora te seguiré con más interés aún. Muchas gracias por enlazarme a tu blog, que es muy interesante.

Fermín... ¿qué puedo decirte? Que, como casi siempre, esa dualidad que escoges es fruto de, digamos, "una estudiada chiripa"...
Qué placer conocerte ayer, de verdad. Fue un gusto charlar contigo de libros, literatura, blogs y poesía. Un gustazo que habrá que repetir.

Besos, besos,

B.

Template by:
Free Blog Templates