miércoles, 28 de mayo de 2008

Invitación a beber de mí






Ven, pasa.

Acomódate en este refugio que te ofrezco,
cálidos muslos que te acogen, amantes.
Deja que la trabazón de tus ruegos
se diluya entre mis piernas,
y la sierpe caliente de tu lengua
envenene sin piedad este fortín.

Me quiero derretir en ti.

Quiero sentir tus labios horadando
como minero laborioso en la cueva.
Que tu boca se convierta en mi invitada,
que el calor me embriague entera,
y que la savia transparente que regalo
te sepa a renovada primavera.

9 mordiscos a esta cereza:

ybris dijo...

Sugerente y hermosísimo, amiga.
Hay refugios o fortines en los que uno quisiera descansar interminablemente tras el sueño saciado.
Y sobre todo tras la invitación a ellos.

Besos.

Neander dijo...

hummmm, cerezas picantes...

El Lobo Feroz dijo...

Aunque sea de mala educación, en estos casos prefiero no usar el vaso y amorrarme a la botella.

Un beso

Luna Carmesi dijo...

Caramelo roto
azúcar en mi boca
saliva compartida
camino de lengua

Tatuaje en piel
opaco placer
aridez trémula
penumbra golosa

Huellas húmedas
bordes con miel
tu temblor incontinente
y sobretodo, mi sonrisa.

(Borrador que posiblemente publique en uno de mis blogs... Lo he considerado adecuado para el momento...)
:-D

Besos.

Guinda de Plata dijo...

Muchas gracias, amigos, por asomaros a la cajita de las guindas, leerme y tratarme con tanto cariño.

Ybris, tu comentario, es, como siempre, poesía pura. Me encanta leerte y no me canso de decírtelo.

Nean, ya sabes que aquí la guinda cuando se pone traviesa... es una auténtica "guindilla picante". :-))

Lobito, ni te imaginas la carcajada que he soltado cuando he leído tu respuesta, todo un ejemplo de picardía y ocurrencia... :-DDDDD

Luna, muchísimas gracias por tu poesía y, sobre todo, por estrenarla aquí.

Un beso dulce a los cuatro.

B.

Noray dijo...

Quiero beber en ti,
libar tu trino de alondra,
y morirme en tu dorado vientre .
Déjame arder en ti
como se quema el pavilo
de un cirio pascual.

¡Qué maravilla! ¡Cómo escribes!

Un beso.

Guinda de Plata dijo...

Noray, repito lo de anoche... Eres un amor. ;-))

Mil gracias por tus preciosos versos.

B.

Aires dijo...

Muy sensual y sugerente, me ha encantado. Un beso.

Guinda de Plata dijo...

Muchas gracias, Aires, siempre es un placer que nuevos amigos se asomen al blog. Gracias de nuevo por tu comentario.

B.

Template by:
Free Blog Templates