viernes, 24 de agosto de 2007

Un año más mayores



Para ti, amigo mío.



Una noche azotada por el levante te ha traído hasta mí. Una agradable cena, una conversación interesante, muchas vivencias por contar y por escuchar...


Siempre, siempre, un placer volver a verte, amigo mío. Me encanta que seamos un año más mayores.

5 mordiscos a esta cereza:

corsario sin patente dijo...

¡Qué maravillosa simpleza! A mí aún me queda un poquito (mes y algo) pero siento que en este año no he envejecido un año, sino varios siglos.

Un beso B.

Guinda de Plata dijo...

A mí también me quedan unos meses, pero como a este amigo, por diversas circunstancias, amigo Corsario, lo veo de año en año, de ahí lo de un año más mayores en sólo una noche.

Gracias por acompañarme, Corsario, y por favor, no te sientas tan mayor como me dices. Un espíritu como el tuyo no puede albergar esos sentimientos...

Un beso,

B.

corsario sin patente dijo...

Desgraciadamente esos sentimientos a veces florecen; pues a pesar de mi inabarcable empatía y bestial tolerancia, hay cosa, que por más que me empeñe no alcanzo a comprender.

Guinda de Plata dijo...

Corsario, me encanta leerte y lo sabes. Pero no me gusta verte triste y creo que lo estás últimamente.

Ya sabes, te mando un beso que llegue hasta ti en un jabeque rodeado de espuma del mar...

B.

corsario sin patente dijo...

La tristeza en mí nunca ha sido constante: sólo son pequeños intervalos que no pasan de minutos (aunque a veces aceleren su frecuencia)

La pluma -En este caso el teclado- es una buena válvula de escape.

Lee, disfruta de mi torpe literatura y recuerda que después de cada historia, como siempre, he vuelto a sonreír.

Para ti: una fresca salpicadura de mí.

Template by:
Free Blog Templates