miércoles, 29 de agosto de 2007

Puerta al cielo


Sólo 22 años, un futuro brillantísimo, un rostro hermoso, creador de un gol calificado de "Puertazo" -entre otras muchísimas filigranas nacidas de sus botas-, y que fue el que clasificó a su equipo para la final de la Copa de la UEFA en 2006, un amor exacerbado por el club que le vio nacer como deportista, una novia-niña que se deshace de pena, un bebé que está por nacer y que nunca le alargará sus bracitos, unos padres destrozados, una afición consternada, unos compañeros que le lloran...

Me ha impresionado mucho la muerte de Antonio J. Puerta, tan joven, tan guapo, tan sonriente, tan solícito con esos niños que le pedían autógrafos, tan buena persona según comentan, tan...

Me ha dado mucha, mucha pena, sinceramente. Descanse en paz.

2 mordiscos a esta cereza:

Maria dijo...

No me gusta el futbol, no me gusta el sensacionalismo, no me gusta la hipocresía... pero reconozco que esta muerte me ha causado una gran pena.

Guinda de Plata dijo...

Querida María, a mí tampoco me gusta el fútbol y por supuesto estoy en contra de esas cifras escandalosamente astronómicas en los contratos, así como del morbo que, desgraciadamente, rodea a una noticia de este calibre. Pero, al igual que a ti, esta muerte, por inesperada y absurda, unida a las tristes circunstancias, me ha sobrecogido el corazón.

Y fíjate lo que son las cosas...

El 7 de enero de 1973, Pedro Berruezo, un jugador del Sevilla que jugaba en el mismo puesto que Puerta también sufrió en un partido frente al Pontevedra un ataque al corazón y falleció. Su mujer, al igual que Puerta, estaba embarazada y ese bebé, hoy un joven alto y atlético, juega en el equipo de fútbol del Ceuta. Curiosamente, hace dos años, este muchacho fue el encargado de marcar a Puerta en un partido.

La vida, que muchas veces traza vericuetos imposibles...

Template by:
Free Blog Templates