miércoles, 1 de agosto de 2007

Los fantasmas


Los fantasmas es el nombre de una gran chirigota gaditana de las que por estos lares conocemos como "ilegales". No es que se muevan al margen de la ley: simplemente se trata de que aquí en mi tierra se les llama así a las agrupaciones que no participan en el Concurso Oficial que todos los años se celebra por Febrero. No siguen normas; su forma de participar en la calle es bastante anárquica en relación a las agrupaciones oficiales y, si bien es verdad que algunas son bastante malas y dan ganas de darles una palmadita en la espalda y mandarlas a su casa cuando cantan, también es cierto que durante todos estos carnavales hemos tenido la ocasión de degustar verdaderas maravillas que si hubieran ido al Teatro Falla probablemente se hubieran llevado algún premio que otro.



Fantasmas famosos los ha habido tanto en la historia de la literatura como en las creencias populares. Uno de mis favoritos es El fantasma de Canterville, de mi admirado Oscar Wilde. Nunca se ha demostrado que existan, pero muchas personas no pueden evitar un escalofrío cuando se habla de ellos o visitan algún sitio donde se suponen que vagan purgando sus faltas.



Fantasmas son también esos que alardean de lo que carecen. Generalmente se les ve venir a legua y su fama es conocida entre el círculo de amistades. Éstos conocen de sobra sus batallitas y su chafarderío y ya hasta les resultan entrañables. Se dirían que no podrían pasar sin conocer sus nuevas fantasmadas a nivel monetario, sexual o social.



Y fantasmas son aquellos que gustan de rondar en casas ajenas, agazapados tras una sábana blanca en otros tiempos, pero que se ha ido ennegreciendo con el hollín que desprenden, como si de una locomotora vieja se tratara. Menos mal que una servidora no cree en ellos y en sus aullidos ululantes, si se me permite la redundancia. Si no, apañados íbamos (lo digo por lo de creer o no en estos seres).


Al revés, me encanta reírme de ellos. Y no temo al dicho de "Quien ríe el último... ríe mejor": ya bastante se han reído de una... y llegó mi turno. Ahora que se callen, que me toca a mí.

8 mordiscos a esta cereza:

alguien dijo dijo...

Son tantas las energías que desconocemos y que están patentes. Tantas las percepciones que somos incapaces de captar.

Creo que se nos educa desde pequeños en la estricta racionalidad, cortando de cuajo otro tipo de cualidades para los que los seres humanos estamos dotados.

Todos y cada uno de nosotros hemos tenido alguna experiencia a la que no hemos sabido darle explicación. Desde un "simple" deja vu hasta cosas de mayor relevancia.

Desconocía que en Cádiz a los ilegales se les llamase fantasmas. Te confieso que casi los prefiero a los que actuan en el teatro. y estoy convencido que sin ellos los carnavales no tendrían la relevancia que tienen.

Ya mencionado el tema, guardo una profunda admiración, aparte de la grabación, de un coro que se denominaba "Ventolera". Hará unos 10 años que los escuche en el estrado de una calle de la Viña y desde entonces no se me ha olvidado sus voces acompasadas y sus letras entrañables y antitaurinas.

Guinda de Plata dijo...

Antes que nada, alguien dijo, gracias por tu comentario.

No, quizá me he explicado mal: no es que a las ilegales se les llame fantasmas. Lo que he querido decir es que hubo una de ellas que hace tres o cuatro años se llamó Los Fantasmas, y tuvieron un éxito arrollador. Sacaron el repertorio en dvd y sé que circula en internet. Supuso toda una revolución en las chirigotas ilegales, y realizaron giras por toda España. Y tienes toda la razón: las ilegales (o como a ellos les gusta más denominarse, callejeras), son un pilar fundamental del carnaval, y muchas veces son mejores que los que actúan en el Falla (pero no siempre, que en el Falla hay auténticas joyitas).

La Ventolera no fue un coro, amigo; fue el primer premio de comparsas en 1994, y su autor, Antonio Martínez Arez, el reconocido letrista de canciones de Pasión Vega, y que está en Madrid desarrollando su carrera de cantautor.

No me extraña en absoluto que te gustara tanto: es una preciosidad de comparsa, tanto en letras, como en música, como en conjunto, voces y estética. Una maravilla más del carnaval.

La letra antitaurina a la que aludes es ésta:

Acércate torito, que ya es la hora.
No me mires a los ojos, que no me das pena.
Qué me importa tu sangre si la gente arde por verte rendío,
olvídate del arte, yo vengo a matarte con garbo y tronío,
que está la plaza llena, llena...
No lo pienses torito que dentro de poco
de ti sólo habrá un charco rojo en la arena,
acércate valiente, que viene ya el castigo de las banderillas.
Detrás te está esperando ese puyazo pa que te enteres
que yo no soy tu amigo soy tu asesino...
Y así es la vía, vía, vi...
Y frente a frente embísteme si puedes, demuestra tu valor...
Ay, maldita sea la gente que quieren tu muerte,
torito negro cuántos monosabios viven en mi pueblo,
malditos seáis cien veces...
A to el que quiere la muerte de un toro
lo llevaria al centro del ruedo a hacerle perrerías,
y allí con un descabello le diría: qué sientes,
dime que sientes...

Gracias por acompañarme, alguien dijo.

Te mando mil besos.

B.

alguien dijo dijo...

Gracias por la instructiva aclaración.

No he podido menos que buscar. Y por suerte encontrar, y volver a ponerme los pelos de punta.

Con lo cual se demuestra que sin el completo conocimiento teórico, una persona normal es capaz de emocionarse. :-))

Cuando venga el levante dile mi vida, cuando venga el levante dile mi vida, que no despierte a Cadi que esta dormida.
Carnaval como un vendaval, ya viene soplando para llevarse pronto todo lo amargo.
Si viniera el poniente corazon mio, si viniera el poniente corazon mio, dile que está esta tierra muerta de frio.
Carnaval como un vendaval, suplican las puertas, golpean sus tambores vientos de guerra.
Lluvia, tormenta, truenos y nubarrones, lluvia, tormenta, truenos y nubarrones, no le hagas caso niña son fanfarrones.
Carnaval, como un vendaval, de norte a oeste, viene a por los veletas pese a quien pese.
Pueden que vengan pronto los huracanes, pueden que vengan pronto los huracanes, por ti vela que vela virgen del carmen.
Carnaval, como un vendaval, para quien lo quiera, bendita sea por siempre tu ventolera...
Por las torres de Cadi ya se va el viento, por las torres de Cadi ya se va el viento, y se lleva mis coplas y mis tormentos.
Carnaval, como un vendaval, que pica y repica, dime donde esta el rumbo, dime donde esta el rumbo, dime donde esta el rumbo de la tacita.

http://carnaval-tv.blogspot.com/2007/03/la-ventolera.html

Guinda de Plata dijo...

Hola, buenos días.

La ventolera no es sólo una magnífica comparsa: es una más de las exquisiteces carnavalescas que han salido de las manos de Antonio Martínez Ares.

Te paso el listado de sus agrupaciones, hasta que decidió retirarse para dedicarse a ser compositor y cantautor, y vas a encontrar auténticas delicias, tanto en conjunto, como comparsa (voces, afinación...), como en sus letras y música. A mí particularmente me encantan Sonri-sillas, La revolución, La ventolera, La niña de mis ojos, Calabaza, Los piratas, El Brujo (en alusión al gran maestro de comparsistas Paco Alba, al que se le conocía por ese sobrenombre)... Es que no sé realmente con cuál quedarme, porque me gustan todas...

Un beso, amigo.

B.



1984
Requiebro
semifinales

1985
Zombies
semifinales

1986
De locura
semifinales

1987
Esto es carnaval
4º premio

1988
Entre tus brazos
4º premio

1989
Con uñas y dientes
semifinales

1990
Sonri-sillas
semifinales

1991
Calabazas
2º premio

1992
Do-re-mi-fasoleando
4º premio

1993
Los miserables
1º premio

1994
La ventolera
1º premio

1995
El brujo
2º premio

1996
La trinchera
1º premio

1997
El vapor
2º premio

1998
Los piratas
1º premio

1999
Los templarios
3º premio

2000
La milagrosa
semifinales

2001
La niña de mis ojos
1º premio

2002
La revolución
2º premio

2003 (última actuación)
Calle de la mar
3º premio

falyta dijo...

Me quedo siempre, eternamente con "la niña de mis ojos".
Perdón por la intrusión. Belén, ya sabes que al igual que tú, soy una gran admiradora del maestro Martínez Ares. Que te voy a contar de esa letra del torito....si la habré oido miles de veces, y en las mismas ocasiones acabo llorando y llena de rabia. ¿Y de esas Habaneras de Cádiz, de Pasión Vega, sacadas de un extracto del popurrit de "la niña de mis ojos" y que tanto me recuerda a mi padre...? En fín, Ave Martínez Ares, el pueblo de Cádiz, te venera.

Guinda de Plata dijo...

¿Intrusión? ¿Y eso qué significa?

Vamos, en otras palabras... eres tonta, ¿o qué?

Mi hermana, no de sangre, sí de piel, sentimientos, alegrías y penas, tiene siempre las llaves de ésta mi casa a su entera disposición.

Sabes que no puedo hablar tanto de La niña de mis ojos porque me cogió digamos una mala época. Pero luego lo que he escuchado me ha emocionado muchísimo y me ha encantado, como prácticamente todo del gran Martínez Ares.

Un saludo,reina.

B.

Ca-Tharsis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guinda de Plata dijo...

Parece que alguien se arrepintió de lo que dijo... Y eso que tenía buen gusto eligiendo las comparsas de M. Ares. A mí también son las que más me gustan, que lo sepas... :-))

Template by:
Free Blog Templates