lunes, 21 de julio de 2008

Estremecimiento








Hoy le quiero dedicar este trocito de mí a Ybris y a Neander, por lo que he sentido en muchas ocasiones leyendo su magnífica poesía.





Me estremezco si siento por mis hombros tu sombra acechadora, pero no peligrosa: más bien con ese sabor de magia que tanto me gusta. Me estremezco también si te adivino, si no dejas verte, todo tú, y no terminas de mostrarte. Me estremezco, por fin, si ante mí te apareces, y, deshaciéndote de sombras, eres lo que soñaba.

Bajo cualquier circunstancia, siendo tú, y sólo tú, lo logras.


6 mordiscos a esta cereza:

Luna Carmesi dijo...

Presencias y estremecimientos...
Pocos lo consiguen... Pero que grato es descubrirlos...
:-)

Un beso.

Abril dijo...

dedicatoria mágica y estremecedora, me ha gustado mucho!

buenas noches, besos

MAMI dijo...

Me uno a tí, son geniales.
Yo he llorado, reido, soñado, amado, odiado con ellos.

pau llanes dijo...

pero si no me conoces ni tampoco me has leído... eso se lo dices a todos

Omaha Beach Boy dijo...

"Deshaciéndote de sombras, eres lo que soñaba"

Bella perfección la de no desembarazarse nunca de lo mágico, de lo etéreo, aunque sea en las victorias.

ybris dijo...

Tarde llego a agradecerte tu bella dedicatoria en la parte que me toca.
Repasaba tu blog, como hago a veces, y no sé ni cómo se me pudo pasar esta estrada.
Anda, deja que te dé un fuerte abrazo.

Template by:
Free Blog Templates