viernes, 13 de junio de 2008

Mi colección de razones





Colecciono razones para quererte:
Tu sonrisa de las mañanas,
que me hace olvidar que es lunes
y que me levante con ganas.
Ese café bien cargado,
con la dosis justa de azúcar:
el resto lo pondrán tus besos
antes de que nos despidamos.
La notita inesperada
que encontré en mi bolso malva,
de promesas renovadas
aunque a mí no me hagan falta.
El baño de espuma tibio
que no te pedí pero ansiaba,
la taza de caldo caliente
si la tormenta arreciaba.
La toalla perfumada
con olor a abuela y casa,
las galletas, en el horno,
y la cama, destapada.
Son mis razones para quererte
y son bien pocas, lo sé...
pero sí, son las mías.
Sólo espero que no te rindas.

Firmado: Tu coleccionista.




11 mordiscos a esta cereza:

FERMÍN GÁMEZ dijo...

Aunque haya una única razón para amar a alguien, por cotidiana que sea esa razón, no es nunca insuficiente. Una única razón para amar a alguien mueve el mundo (o al menos el mundo de uno mismo, que ya es algo).

Y esas razones que coleccionas son deliciosas, aunque creas que son pocas son muchísimas.

También me ha encantado en el poema la firma que le has puesto: "Tu coleccionista".

Abril dijo...

Lo importante es tener las ganas de coleccionar cada dia razones, y encontrarlas fácilmente, sin tener q buscar mucho.

Preciosa colección.

muack

Guinda de Plata dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras. Sé que son actos cotidianos, cosas en el fondo sencillas, pero, efectivamente, pueden suponer todo un mundo maravilloso: un caldo calentito, unas sábanas recién planchadas...

No sabía, Fermín, si poner en la firma "Tu coleccionista" o bien "Coleccionista de ti". Pero sí, creo que así ha quedado bien. Un beso.

El Comandante Omaha dijo...

Ambas firmas están igual de bien, Guinda. La de "Coleccionista de ti" está más poética, pero también un poco menos natural. "Tu coleccionista" es más rotunda, más cotidiana.

Hoy me paso por aquí estrenando uniforme de comandante, como ves, ;-)

La culpa la tiene Doc.

Guinda de Plata dijo...

Gracias mil por tus observaciones y comentarios, Comandante, porque de verdad que me sirven de mucho.

Y sí, ya leí que la culpa es del doctorcito... ;-)))))

Luna Carmesi dijo...

NO es facil coleccionismo el de las razones para los sentimientos.
Esa dictadura de la incoherencia y de la felicidad.

Besos.

El Lobo Feroz dijo...

¿Razones para algo tan irracional como amar? ¡No me falles, guindilla!

Guinda de Plata dijo...

Qué bonito el comentario de Luna Carmesí, me ha encantado y me ha hecho reflexionar.

Yo, sinceramente, espero no fallarte nunca, Lobito mío. Sé que eres muy espontáneo y fresco, pero de vez en cuando una lista ordenada para las cosas del amor no tiene nada de malo... ¿o quizá sí? ;-))

Gracias por pasaros por aquí, amigos. Un besito dulce,

B.

ybris dijo...

Coleccionamos lo que amamos.
Mientras lo hacemos amasamos ese amor y lo guardamos.
Hay razones que no tienen que justificarse.
Sólo cruzar los dedos para que el amado no se rinda.

Precioso, Guinda.
Un beso.

Guinda de Plata dijo...

Gracias, Ybris. Un verdadero placer coleccionar en mi retina todo aquello que escribes, tan maravilloso. Yo sí que tengo que aprender de ti.

Besos, maestro.

B.

Ave Fenice dijo...

son las personas llenas de detalles las que hacen de cada dia algo diferente... amo a las personas detallistas...

Template by:
Free Blog Templates