sábado, 28 de junio de 2008

La infancia perdida de Iqbal







Compré a mitades de mayo "Espejos. Una historia casi universal" del uruguayo Eduardo Galeano. Tengo muchas ganas de leerlo, aunque antes tengo que terminar con el que estoy ahora mismo, que ya lo estoy acabando, por cierto.

Entresaco este texto, "Las edades de Iqbal", del libro de Galeano:


En Pakistán, como en otros países, la esclavitud sobrevive.

Los niños pobres son objetos descartables.

Cuando Iqbal Maiz tenía cuatro años, sus padres lo vendieron por quince dólares.

Lo compró un fabricante de alfombras. Encadenado al telar, trabajaba catorce horas por día. A los diez años, Iqbal tenía espalda de jorobado y pulmones de viejo.

Entonces huyó y viajó y se convirtió en el portavoz de los niños esclavos de Pakistán.

En 1995, cuando tenía doce años, un balazo lo volteó de la bicicleta.



Amigos, es increíble que la infancia de un niño, aquella que paradójicamente nunca vivió, pueda valer quince asquerosos dólares... o incluso menos, o nada. No me gustaría que sonara a demagogia, pero, decididamente, nunca me compraré una alfombra paquistaní.



12 mordiscos a esta cereza:

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Impresionante la mirada, la expresión del rostro. Iqbal a los diez años es un viejo y a los doce un cadaver. Me haces cuestionar muchas cosas.

FERMÍN GÁMEZ dijo...

Galeano es un soberbio escritor, con una obra que me interesa muchísimo.

Buena elección, Belén.

Guinda de Plata dijo...

Querido doctor: la fotografía no es exactamente de Iqbal, pero seguro que la existencia de ese niño -lo sé por las circunstancias en las que fue tomada dicha fotografía- ha sido muy paralela a la de Iqbal. Iqbal era católico y fue asesinado por la mafia de las alfombras, y añado ahora un cartel que he encontrado con su imagen conmemorando el 16 de abril, el día contra la esclavitud infantil.

Fermín, fue una verdadera lástima cuando Galeano vino a Cádiz hará como un mes y pico (estuvo en Chiclana y en Cádiz capital), y me fue imposible verle. Amigos míos sí que fueron y me han dicho que fue un encuentro interesantísimo e inolvidable. Ya te digo que tengo muchas ganas de empezar con su "Espejos".

Gracias a ambos y un beso muy, muy caluroso de sábado.

B.

Fauve, la petite sauvage dijo...

A mí también me atrae muchísimo Galeano, y también estuvo aquí (bueno, no aquí exactamente, sino en Santiago) también hará cosa de mes y medio, supongo que anda de gira promocionando su libro, y también me lo perdí... Grrrrrr. Mira que no venir a Coruña, en fin, no debe de estar muy bien informado de los tejemanejes políticos de Galicia, cosa que no hace más que honrarle.

Guinda de Plata dijo...

Sí, Fauviña, estas visitas formaban parte de una gira de promoción de su libro, y ha sido una pena perdérnoslo. A ver si para la próxima, mujer, porque ya te digo que me contaron que de verdad mereció la pena...

Fauve, la petite sauvage dijo...

De verdad que sí. No he asistido jamás a una conferencia de un escritor. O bien por desinterés, o si el interés era elevado (hablo de literatura, que conste) por miedo a la decepción. Pero en este caso, como las veces que ha venido Enrique Vila Matas y por casualidades nefastas me lo he perdido siempre, me fastidia mucho, la verdad.
Pero me compraré el libro, me has convencido. El lunes, sin falta.
Y, por cierto, tienes un email... ;-)

Fauve, la petite sauvage dijo...

Y muchas pistas en el juego. ¡Venga, para mi blop (más que blog) inmediatamente!

Guinda de Plata dijo...

Voy p'allá, aunque sé que no voy a acertar (vuestra cultura biliófila es mucho más intensa que la mía...)

Oye, no he recibido ningún mail, guapi... :-((

Fauve, la petite sauvage dijo...

Pues entonces la mía, que soy de ciencias... Pero no creo que se trate de eso, Guindilla; es un juego, al fin y al cabo, y se trata de adivinar personajes, escritores, pintores, filósofos, lo que sea; el caso es dar con las pistas adecuadas y buscar bien; a mí me entretiene y gusta muchísimo buscar cosas en internet, de hecho pierdo mucho tiempo haciendo eso, ya que es un vicio tremendo y una cosa te lleva a la otra y terminas, en vez de navegando, flotando a la deriva, como dijo Alma Cándida con mucho acierto. Pero tan agustito...
Bueno, de nuevo te felicito, campeona; enhorabuena, ya ves que has ganado a todos los que tanto saben, jijijiji, ¡aprovecha el momento!
Y, por cierto, lo del mail me dio rabia porque puede parecer otra cosa, pero ambas sabemos que no es así, como también Fermín Gámez y yo sabemos que no me dijo absolutamente nada, a no ser que me lo pasara por telepatía, y yo a ti, eso sí que podría ser XDDD
Espero que no te estés enterando de todo con este comentario,,, porque anda que no he dejado felicitaciones por ahí, es que me ha hecho muchísima ilusión que ganases, y encima con el que puse yo.
De nuevo enhorabuena y juro que no lo digo más veces :P

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ya me los compré. Los espejos. Y al otro lado de los espejos también ;-)
Cuídate, niña.
Besos oceanoatlánticos a la Guindilla y a la Cereixa.

Guinda de Plata dijo...

Bien hecho, Fauve. Me lo estoy leyendo y te va a encantar. Lo sé.

Besitos, guapetona.

B.

Martín G. Ramis dijo...

Muy interesante tu blog.
Felicitaciones.

Template by:
Free Blog Templates