jueves, 12 de julio de 2007

Queridas Musas


Mi corazón quiere adivinar, pensar, querer, sonreír, y no puede. No puede hacerlo porque yo misma soy demasiado egoísta para ayudarle, para darle ese empujoncito -más bien enorme empujón- que precisa. Atolondrada, torpe aún por el dolor, ni siquiera encuentro ya placer ni refugio en juntar letras, cuando siempre lo he hecho. No doy para más, y me duele, porque nunca fue así, porque siempre me hizo ilusión, porque siempre hallé consuelo en el urdimbre que tejía sobre el papel. Aunque no fuera bueno, pero era mío. Era mío, sí, era mi yo más profundo, desnudándose, dándose, entregándose. A mí misma, aunque nadie lo leyera, pero era mío.


Mis Musas se fueron y lo lamento. Quisiera tanto que volvieran a mi lado, que curaran con el bálsamo de su presencia las cicatrices aún tan frescas... Escribir me da la vida, y si no escribo, ésta se me escapa de entre los dedos, de entre los labios, de los costados, del corazón, de este pecho que me oprime y me asfixia. Mis Musas me abandonaron y no quieren saber de mis sentimientos. Mis Musas se despidieron acompañadas de unas risas sardónicas que nunca merecí, puesto que yo nunca las tuve para nadie. Mis Musas quizá tarden en volver, y sí, claro que lo lamento.


Quiero escribir, necesito escribir. Más bien, más mal, pero me hace tanta falta... Escribir, sólo escribir. Sólo espero que las Musas entren a curiosear este blog, que tengo últimamente tan abandonado, como a mis amigos, y me echen esa mano que tanta falta me hace y guíen las mías propias.


Escribir, sólo escribir. Sólo -ya veis, sólo- eso, queridas Musas.

12 mordiscos a esta cereza:

Anónimo dijo...

Tus manos , como tu vida solo puedes guiarla tú , no esperes nada de nadíe lo único que pueden hacerte es más daño ,como así lo hicieron quienes pensaron que hablando por ti en un foro te harían bien . Creo que mal interpretaste Guinda de un simple comentario dicho con cariño ,que así es como yo lo ví e interpreté de la persona que lo hizo,os lanzasteis como lobas y así va todo como va ,esas personas tampoco escriben ya , por algo será verdad Guinda ? No eres la única que está dolida , escribe Guinda escribe y reflexiona .

Anónimo dijo...

LaGuinda te veo muy desanimada, y no debería ser así, aunque supongo que será por el levante, puñetero, no hay una semana que no nos de la lata.
Escribe, mujer, donde tu quieras pero escribe, e intenta levantar el ánimo.
Vuelve al foro, aunque sea una vez por semana, si no, no tendré alicientes para entrar, y cada vez tengo menos.

Arlan

El filósofo cordobés dijo...

¿No será la caló?
O la caló y el levante.
Todo pasa y como decía Don Antonio...
de las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel

Guinda de Plata dijo...

Hola a todos en este caluroso sábado de julio.

Anónimo: acabo de escribir una larga contestación a su post, rebatiéndole cosas con las que no estoy de acuerdo, y, cuando he estado a punto de darle a "Publicar comentario", tras haberlo releído como doce veces, no lo voy a hacer: guardaré lo escrito en mi corazón y tiraré la llave bien lejos, porque le he contestado con tanta sinceridad que al final probablemente me arrepienta. No es que sea cobarde: es que no quisiera de este blog fuera una prolongación de cosas que han pasado en el foro.

Y de todas formas como en este asunto hay muchísimo más de fondo que ni quiero, ni me apetece, ni debo remover, no tengo (ni desearía por favor) más comentarios al respecto. Un abrazo, anónimo.

++++++++++++++++++++++++++++++++++



Arlan, cariño, sí que estoy bastante desanimada porque no me encuentro bien, ni física ni mentalmente. No estoy pasando por un buen momento, sinceramente. Ignoro (y esto también va para mi querido Filósofo) si será el levante, pero probablemente tendrá algo (sólo algo) de culpa.

Al foro tenía pensado volver cuando me viera con más ganas, pero acabo de echarle un vistazo y creo que de momento voy a seguir por aquí. Como veis, tampoco es que actualice últimamente mucho el blog. Es que de verdad que no encuentro inspiración ni ganas para escribir.

Os mando un fuerte beso y gracias por pasaros por aquí.

corsario sin patente dijo...

Conozco varias formas de escribir, querida guinda, no sólo con lápiz y papel.
Te comprendo a las mil maravillas. Quizás porque... No sé; no sé el por qué, pero te entiendo.
A menudo cuando los fantasmas acechan en las horas entre la vigilia y el sueño; escribo montones de historias maravillosas; muchas veces reflexiones. Con ellas adorno estrellas fugaces, pues al momento no las recuerdo. Pero poco importa eso; lo que importa es que escribí, que escribí y alivié mis pesares ahuyentando a esos fantasmas tan reales que mi vida interfieren

Cuéntame un cuento querida guinda, un cuento que te sirva para recuperar la sonrisa. No hace falta que sepa de él, sólo que me lo quieras contar.

Dr. Krapp dijo...

Hizo bien en guardarlo Guinda usted tiene mucho más que aportar que las simples rencillas de colegio.
Me dijo, me dijiste, me quisiste haber dicho... y dale, y dale, y dale ¿Qué es ésto, una regresión a la infancia? ¿Complejo de Peter Pan

Anónimo dijo...

Como usted quiera Guinda , respeto su decisión , aunque no esté de acuerdo . Un abrazo .

Anónimo dijo...

Verdades Amargas

Yo no quiero mirar lo que he mirado
a través del cristal de la experiencia,
el mundo es un mercado donde se compran
honores, voluntades y conciencias.

Amigos... es mentira... no hay amigos
la verdadera amistad es ilusión
ella cambia, se aleja y reaparece
con los giros que da la situación.

Amigos complacientes sólo tienen
los que disfrutan de ventura y calma,
pero aquellos que abate el infortunio,
sólo llevan tristezas en el alma.

Si estamos bien nos tratan con cariño,
nos buscan, nos invitan, nos adulan,
mas si acaso caemos, francamente
sólo por cumplimiento nos saludan.

En este laberinto de la vida,
donde tanto domina la maldad,
todo tiene su precio estipulado,
amores, parentesco y amistad.

El que nada atesora, nada vale,
en toda reunión pasa por necio;
y por nobles que sus hechos sean,
solo alcanzan la burla y el desprecio.

Lo que brilla no mas tiene cabida
aunque brille por oro lo que es cobre,
lo que no perdonamos en la vida
es el atroz delito de ser pobre

La estupidez, el vicio y hasta el crimen
pueden tener su precio señalado.
Las llagas del defecto no se miran
si las cubre un diamante bien cortado.

La sociedad que adora su desdoro
persigue con su saña al criminal
mas si el puñal del asesino es de oro,
enmudece... y el juez besa el puñal.

Nada humano es perfecto, nada afable,
todo está con lo impuro entremezclado.
El mismo corazón con ser tan noble
cuantas veces se encuentra enmascarado.
Que existe la virtud... yo no lo niego,
pero siempre en conjunto defectuoso,
hay rasgos de virtud en el malvado
hay rasgos de maldad en el virtuoso.
Cuando veo en mi paso tanta infamia,
manchándome la planta de tanto lodo,
ganas me dan de maldecir la vida
ganas me dan de maldecirlo todo.
A nadie habrá de herir lo que aquí digo,
porque ceñido a la verdad estoy.
Me dieron a beber hiel y veneno
hiel y veneno en recompensa doy.
Pero si tengo la palabra tosca
con estas líneas turbias y sin nombre,
doblando las rodillas en el polvo
pido perdón a Dios... pero no al hombre.


Ramón Ortega

Anónimo dijo...

Decimos una necedad y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.
Voltaire

Guinda de Plata dijo...

Corsario, mi Corsario: quiero desde aquí darte las gracias porque siempre estás ahí, apoyándome, alentándome, a pesar de que como ves sigo con mis poquitas ganas de escribir. Poco a poco iré levantándome y seguro que encuentro esa inspiración que me guíe para escribirte ese cuento hermoso que te mereces. Me has contado cosas muy tuyas, me has hecho partícipe de ellas, me has apoyado siempre, y de veras que te lo agradezco. En cuanto me vea con fuerzas, te soplo al oído el cuento que buscas.

Doctorcito, mil gracias de nuevo como al Corsario. Siempre con su apoyo, siempre con su aliento. Siempre, siempre. Es un placer tenerle ahí. Y leerle en su espléndido blog.

*********************************

Anónimo 1: No esperaba, naturalmente, que estuviera de acuerdo conmigo.

Anónimo 2: No sé a cuento de qué viene esa poesía. Si se refiere a mí con aquello de "Me dieron a beber hiel y veneno
hiel y veneno en recompensa doy", le puedo asegurar que está muy equivocado. Pocas ganas tengo de repartir hiel y veneno, se lo aseguro. Yo no soy así... aunque me lo hayan dado a beber.

Anónimo 3: Probablemente soy tan necia que no entiendo si esa cita va por mí o por otros. Sí, seguramente (que no probablemente) es que soy demasiado necia. Y así me va.

Gracias a los tres (si es que no son la misma persona) por compartir su tiempo conmigo.

Anónimo dijo...

Soy Anónimo 3.

Creer que te he llamado necia me hace comprender el compendio de despropósitos y malentendidos que alcancé a leer algunos días. Me aplico la cita y me proclamo necia a mí misma. No debí dejarla, aunque fuera sin ningún ánimo de insulto.

Y no. Aquel fue mi primer mensaje en tu blog. Y éste el último.

Gracias a ti, por compartir generosamente tus letras con el resto de nosotros.

Guinda de Plata dijo...

Anónimo 3:

Ahora soy yo la que le pido disculpas porque malinterpreté su cita. Bueno, en realidad y tal y como puse no sabía si realmente se dirigía a mí o a otras personas.

Efectivamente, ha sido tal la riada de despropósitos que por eso pensé que pudiera ir por mí, porque últimamente, a la vez que oía críticas buenas o palabras de ánimo que gente que me aprecia tanto como yo a ellos, también he tenido que oír mentiras y medias verdades (que no es lo mismo, aunque lo parezca).

Le agradezco sus palabras y no quisiera que esto sirviera como malentendido para que usted no participara en mi blog las veces que le apetezca. De verdad, me encanta que comenten, puesto que me gusta el debate, siempre que sea dentro de la educación y el respeto.

Un saludo y un abrazo. Y pásese cuando quiera por ésta su casa; espero sinceramente que recapacite y no sea éste su último mensaje aquí.

Belén.

Template by:
Free Blog Templates