sábado, 28 de julio de 2007

La Dama descalza



“Mis canciones tratan de cosas perdidas y nostalgia, amor, política, inmigración, y realidad. Nosotros cantamos sobre nuestra tierra, sobre el sol, sobre la lluvia que nunca llega, sobre la pobreza y problemas, y sobre cómo vive la gente en Cabo Verde.” (Cesárea Évora, nacida el 27 de agosto de 1941 en Mindelo, Cabo Verde.)




Es curioso. Son las cinco menos veintinco de la madrugada, acabo de entrar en casa, y lo que menos deseo en este momento es meterme en la cama. Lo que más, escribir mi crónica particular sobre el fascinante -no por esperado lo ha sido menos- concierto que he vivido hace escasas horas. Sobre el escenario, la maravillosa Cesárea Évora: la Dama descalza. Canta sin zapatos en solidaridad con los niños y mujeres pobres de su país y los sin techo.

Otra cosa curiosa. Acabo de leer una antigua reseña de El País digital donde también la llaman así. Yo ya venía de la calle con la idea de titular esta entrada de esta manera, y he dudado durante unos segundos si cambiarla por La Dama de Cabo Verde. Pero a pesar de la similitud con el reportaje de El País, he decidido dejar este título: La Dama descalza. Ahora que la he visto majestuosa, grande -por lo gruesa y por lo artista-, sobre el escenario del teatro al aire libre José María Pemán, con ese vestido de dos piezas de aires inconfundiblemente africanos, y unos collares de oro colgando sobre su pecho, no puedo, no deseo imaginármela de otra manera que no sea descalza, mostrando sus anchos tobillos, sus pies gorditos marcando uno, dos, uno, dos, el ritmo que marcaban ocho músicos excepcionales. No me imagino a la señora Évora con zapatos, como no podría imaginarme a Dalí sin Gala o a La joven de la perla, de Vermeer, con su oreja izquierda desnuda. No, no puedo imaginarme a Cesárea pisando fuerte como lo hace con las plantas desnudas de sus pies si tuviera zapatos puestos.

Piano, bajo, guitarra, saxo, violín, batería, timbales, y una especie de guitarra pequeña de la que no entendí bien su nombre cuando Cesárea presentó a aquellos hombres. Todos ellos en conjunción perfecta, alineándose como lo hacen los planetas para extasiar con su música; unos músicos que nos han transportado a momentos fastuosos durante la hora y media que ha durado el concierto -algo más si contamos el bis-.

Cesárea ni siquiera dio las buenas noches y no hizo falta. Bastaba su voz de terciopelo, su maestría a la hora de cantar sin ningún tipo de esfuerzo, su presencia de señora sobre el escenario, sus sesenta y algo años dando lección de fuerza desgarradora y vital.

Dejando aparte la anécdota de la noche -en un momento determinado, la cantante dijo que nos dejaba con música de percusión, porque "iba a fumarse un cigarrito", cosa, que, literalmente, hizo sentada en una silla dispuesta a tal efecto sobre el escenario-, yo me quedaría, por lo que esa deliciosa canción significa para mí, con el Saudade. Magníficamente acompañada por sus músicos, especialmente por un cubano que tocaba el violín y por el delicioso saxofonista, Cesárea evocó con su voz de terciopelo la fragancia de las flores nocturnas en una noche ideal de verano, sin gota de viento desagradable, y también llamó a la soledad, a la melancolía. Voz inconfundible que nos transportó a África en otras de sus canciones, o a un frenético carnaval en la que cerró el concierto. Fue la segunda canción de un bis largamente solicitado por el público, y que se vio precedido por una desgarradora -por lo hermosa- versión del "Bésame mucho".

Yo ya me puedo morir tranquila. He visto a Doña Cesárea Evora, la Dama descalza, en concierto. Algo que ansiaba desde hace unos años, cuando canceló su visita a Cádiz por problemas de salud. Aquella mujer africana, descubierta en Francia en 1988, y fiel exponente de lo que se ha dado en llamar "world music" o música étnica, volvió de nuevo cuando se recuperó y pudo hacer un huequecito en su agenda, pero entonces ya me fue imposible ir a verla y disfrutarla. Ahora, por fin, he podido degustar su voz y soñar con sus canciones que siempre serán eternas. Unas canciones que ofrece bajo el sello del estilo morna, que es el de su tierra, Cabo Verde. Un estilo musical que se asocia a las islas y combina la percusión de África Oeste con los fados portugueses y las modhinas brasileñas.

Doña Cesárea, si me permite el consejo, cuídese y no fume demasiado, por favor. Aún le debe quedar cuerda para rato, y nosotros así lo deseamos para poder seguir disfrutando del terciopelo verde de su voz.

11 mordiscos a esta cereza:

Anónimo dijo...

¿Y usted es seguidora de Cesárea?
Dice que ya puede morir tranquila después de escucharla e ignora que se la conoce con el sobrenombre de: ¿\\\"la Dama descalza\\\" y \\\"la reina de la morna\\\"?
Expresa como cosa curiosa: que en un diarío digital \\\"tambien\\\" la llaman así.
Es usted muy brillante!!! procure no apagar ese destello e informese antes de querer dar una imagen que poco tiene de real

Guinda de Plata dijo...

No sabía que para apreciar la buena música había que saber según qué datos, pero créame que agradezco su "también" brillante observación. Cuando por cierto dije en mi texto lo de "también" me refería a que el adjetivo que yo había escogido para calificarla, coincidía con el que se le conocía en todo el mundo... menos por una ignorante musical como yo.

Además admiro su clarividencia cuando me acusa de querer dar una imagen que poco tiene de real. ¿Sí? ¿Usted puede afirmar la imagen que pretendidamente quiero o no quiero dar? Sí, ya veo que sí, qué preguntas hago.

Sí, probablemente será que no me gusta doña Cesárea Évora, y que fui a su concierto y tengo sus discos por una frivolidad más. Será eso, anónimo/a* tan seguidor/a de Cesárea. Será eso.

Ah, y gracias por lo de brillante. Aunque sea con ironía, siempre es agradable oírlo.

PD: Infórmese lleva tilde, y las frases terminan con un punto, lo digo por su última frase. Diario no lleva tilde, pero también, sí. Procure debe ir en mayúscula, y después de curiosa no deberían ir esos dos puntos. Sin ponerlos la oración está mejor construida. De nada. Si no fuera por esas faltitas de nada, usted también sería más brillante de lo que aparenta... o pretende ser.

*Me inclino más por lo de anónima, fíjese usted por donde...

Anónimo dijo...

Sorprendente!!! Es usted su seguidora, tiene todos sus discos ¿y no conoce su sobrenombre?
Me recuerda a una cierta modelo con los libros de Vargas Llosa.
Gracias por sus consejos,no es perfecta mi ortografía,soy coherente,por eso tampoco soy un fantasma que alardeo de lo que carezco ni utilizo el plagio.
Por cierto, se ha definido usted muy bien en ese párrafo.

Guinda de Plata dijo...

(Repito y lo haré las veces que haga falta: no sabía que para apreciar la buena música había que saber según qué datos)...

Sí, la diferencia entre Sofía Mazagatos y yo es que yo sí leo a Vargas Llosa y ella ignoro si lo ha hecho realmente, ni me importa. Y la diferencia en el tema que nos ocupa, es que, repito, si he ido al concierto de Cesárea, es porque la admiro y la sigo, no simplemente movida por la curiosidad, que también hubiera sido una posibilidad. ¿Es acaso Cesárea de su uso exclusivo, por Dios? Parece usted su mánager,jeje...

Y si se está refiriendo a mí con el tema del plagio, decirle que de eso nada, hermosa*, que yo no he plagiado nada en mi vida ni jamás lo haré. Antes dejo de escribir que plagiar nada de nadie.Qué fijación. Ande, ande, vaya a otro con ese cuento.

Y con respecto a lo de mi supuesta definición... pues ni idea, oiga. No sé a qué se refiere. Eso sí, le agradezco que me diga que estoy muy bien definida, puesto que al parecer le ha gustado lo que he escrito. ¿Será un plagio? No, si voy a terminar yendo al infierno de cabeza...

Jeje, y yo me pregunto... ¿qué tendrá que ver la coherencia con la ortografía? Meditaré sobre ello.

Oiga, me encanta que pierda su maravilloso tiempo en mi estúpido blog, cosa que yo no hago. Quiero decir que no pierdo el tiempo participando allá donde no me interesa.

Hasta más ver.

PD: Su "Sorprendente!!!" debe llevar signo de exclamación al inicio, al igual que en su frase de ayer, la de "Es usted muy brillante!!!". De naaaaaaadaaaaaa...

*Disculpe si le he cambiado el género, pero me da a mí que es usted "anónima" más que "anónimo"...

Anónimo dijo...

\\\"Estúpido blog\\\" lo ha dicho usted. Procure controlar sus impulsos que la traiciona el subconsciente.
Hagase un favor, deje de ponerse en evidencia dando explicaciones de primaria.
La velocidad se demuestra con el movimiento, y, sí, es usted muy rápida captando y plagiando ideas.
A pesar de sus esfuerzos,una pena que no supere sus expectativas para ser la star que desea

alguien dijo dijo...

Confieso que Cesaria Evora me gusta, sin más. Tiene para mí la facultad de envolverme, arrullarme y hacerme preguntar cosas.

Mi experiencia con ella es inenarrable. Estoy seguro que nuestro mesiánico anónimo me desheredaría si pudiese.

Tuve dos entradas compradas hace unos años para un concierto suyo. Entradas que reciclé en el último momento, mediante reventa, en una cena íntima y una noche apasionada ante un inesperado plan B que surgió de repente.

Las cosas ocurren cuando ocurren y para disfrutar de ellas simplemente es necesario tener los sentidos alerta cual gato, la humildad a flor de piel y las ganas dispuestas.

Lamento lo que perdí como celebro lo que gané.

Gracias guinda por sus sentimientos transmitidos

Anónimo dijo...

Alguien dijo, con toda seguridad hubiera hecho lo mismo que usted.
No importa quien sea el cantante, pero es obvio que si alguien confiesa tener toda su discografía y que ya puede morir después de ver su actuación, que menos que saber el detalle mas relevante.
Pasa que cuando dejas de ser tu mismo y coges de aquí y de allá, te conviertes en retales ajenos, y es cuando te pillan con el carrito del helao

Guinda de Plata dijo...

Alguien dijo, no sabes cuánto me alegro de verte por estos andurriales. Bueno, mejor dicho, sí lo sabes; te tengo que dar a ti las gracias. Además sabes que te debo un correo y que llegará prontito. Revísalo bien a ver si luego va a resultar ser un copia y pega, cielo, porque como según dice alguien por ahí soy la reina del plagio, jejeje... Sí, es que ahora me he convertido en discípula de Bryce Echenique, no te jode... ;-P

Te mando un beso de los míos, bañado en brisa atlántica.

*********************************

Anónimo: ignóreme. Hasta más ver.

Ah, y aprenda un poquito de ortografía. Para escribir en condiciones, hay que conocer las más elementales reglas. No son sólo, como dice usted, lecciones de primaria que doy en mi blog que para eso es mi espacio y mi casa; son reglas que habrán de usarse durante toda la vida. De naaaadaaaa, y ya sabe, ea, a practicar, a practicar...

javierlunaro dijo...

Una vez le oí decir a mi padre que cuando el diablo se aburre mata moscas con el rabo.

javierlunaro dijo...

Me refiero al gran anónimo que no hace más que destruir. Cálmate, anónimo, que la vida ofrece paisajes bellos, mujeres bonitas e irrepetibles guindas de plata. Siempre.

Guinda de Plata dijo...

Hola, me alegro tanto de verte a vuelta de las vacaciones... Espero que te lo hayas pasado muy bien, cielo.

La otra noche estuve oyendo a la maravillosa Eleftheria Arvanitaki, que tú me descubriste hace años, y me acordé tanto de ti... Oye, por cierto, esta noche actúa Noa en Jerez. Una verdadera lástima que no pueda ir y repetir. Me encantó verla cuando actuó aquí en el Pemán, hace unos años. Fue un concierto magnífico y me dije que ojalá la viera de nuevo, porque además me trae también muy buenos recuerdos de ti.

Siempre.

Template by:
Free Blog Templates