sábado, 6 de septiembre de 2008

¿Sólo seis?





¿Son sólo seis las cosas cotidianas, casi sin importancia (recalco lo del casi) que me hacen feliz?

Esta pregunta me la he hecho cuando he recogido esta noche el guante (que imagino sedoso, cálido, casi de terciopelo, por venir de quien viene) que me ha lanzado Rocío, la maravillosa Penélope que teje y desteje palabras increíbles a su antojo. Me nombra entre un selecto grupo en su entrada dedicada a los memes, que, como imagino que ya saben, son esas listas de seis cosas cotidianas, casi sin importancia(y vuelvo a recalcar lo del casi), que nos hacen felices.

Y tras leer a Rocío y a la forma en que ha expuesto sus cosas cotidianas que le hacen feliz, no sé yo cómo expresarme, qué hacer, qué poner. Y es que esta mujer me desarma, pues cuando la leo pillo después tal complejo de inferioridad...

Podría nombrar, por ejemplo, la sonrisa de mis hijos, que, sin mayor adorno, me iluminan el día más aciago (y aquí hago trampa y meto algo más, que es ver esa sonrisa oliendo a la vez la playa cuando la marea está baja). También ceñirme a cosas prosaicas pero que para mí son el mayor de los lujos, como el cálido olor a obrador de confitería, que, desde pequeña, siempre he pensado que es uno de los olores más ricos del mundo. Me hace feliz leer (es decir, lo que guardan los libros en su interior), y acariciar las tapas del libro (es decir, lo que muestra por fuera), especialmente si son los libros de Anagrama de la colección sobre García Márquez, con ese tacto tan suave y tan especial... Un lujo para mí es acudir a un buen concierto de música clásica, sobre todo cuando el público es entendido y no interrumpe la pieza con sus aplausos movimiento tras movimiento (como ha ocurrido en alguna ocasión con público no demasiado curtido en estas lides). Disfrutar de las pinturas y esculturas en museos y libros de arte es una de mis grandes pasiones. Y, por supuesto, el cine. Degustar una buena película de cine clásico un sábado por la noche, sobre todo si es invierno, con esa manta cálida y mullida sobre las piernas, estirada en el sofá, es verdaderamente impagable.

Sí, sé que no soy demasiado original, pero es lo que más me gusta y me hace feliz. Y me da rabia que sólo se puedan elegir seis.

Lanzo el guante ahora a Luis Antonio, Neander, Lunática, Luna Carmesí, Abril y Auxi. Tengo curiosidad por saber qué cosas pondrían en su meme otros que no he nombrado, pero como ya los han citado en otros blogs, yo nombro a éstos. ¿Conseguirán también elegir sólo seis cosas?

PD: Le recuerdo a los amigos nombrados que ellos, a su vez, han de nombrar a otros seis bloggers para continuar la cadena... :-))

7 mordiscos a esta cereza:

Athena dijo...

Hola, llego aquí siguiendo tu dinámico avatar desde un comentario dejado en el blog de Ybris.
He estado un ratito leyendo y me siento identificada con bastantes cosas de las que cuentas.
Muchos de los poemas son preciosos.
Un saludo.

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Recojo el guante, pero seleccionar sólo seis cosas de tantas me va a resultar harto difícil, pero lo haré. Un beso, Guinda

DOCTOR VITAMORTE dijo...

"El cálido olor a obrador de confitería"... ¿Quién puede resistirse?

Abril dijo...

Recogido, hecho y publicado... Difícil solo 6, así que aquí añadiré el poder immortalizar todo lo escrito en un álbum de fotos familiar.

muack

Guinda de Plata dijo...

Athena, bienvenida. Ya te había visto más de una vez en el blog de Ybris. Me alegro mucho de que te guste mi rinconcito y por supuesto estás invitada a mordisquear cuantas cerezas y guindas quieras. Y gracias por lo de los poemas. Te aseguro que creo que es demasiado lo que dices. Pero gracias.

Luis Antonio y Abril, muchísimas gracias por recoger la invitación... Ahora también queda que invitéis cada uno a seis amigos bloggers respectivos...

Nadie, Vitamorte. Yo, al menos, no puedo. Imposible, con lo golosa que soy.

Besos de sábado tarde a todos.

B.

Rocío dijo...

Aquí viene una golosa obsesiva a disfrutar del olor a dulces.
Mmmmmm, me encantan las seis cerezas que has elegido.
Beso

Guinda de Plata dijo...

Te reto a que no eres tan golosa como yo, Rocío... ;-))

¿Verdad que son apetecibles los mordedores de cerezas que he escogido? Y eso que hubiera puesto también otros más, pero sé que sólo son seis...

Besos de sábado noche.

B.

Template by:
Free Blog Templates