viernes, 18 de abril de 2008

Sigo esperando


Tus besos, corbardes,
ya no anhelan rondarme.
Tu sombra, ausente,
no aspira a tenerme.
Tu ansia
-antes desaforada, ahora invisible,-
esquiva mis dedos apresurados.
Tu deseo, en fin, evaporado,
vaga inmarcesible en mi recuerdo.

Y mientras
en una urdimbre de sueños
tejo mi desvelo,
sigo esperando,
sigo esperando...

2 mordiscos a esta cereza:

Neander dijo...

Estoy asustado. Bueno, quizá no es la palabra... pero sí muy sorprendido... esta foto también la tenía yo guardada, se ve que buscas en las mismas fuentes, pero lo extraño es que te llamen la atención las mismas imágenes...

Guinda de Plata dijo...

No es tan sorprendente, amigo Neander, sobre todo teniendo en cuenta que son unas fotos preciosas... y esta en concreto me encantó desde que la vi.

Gracias por estar ahí.

B.

Template by:
Free Blog Templates