lunes, 14 de abril de 2008

Como la mirada inocente de un niño...


Como la mirada inocente de un niño y con la ilusión que siempre va pegada a esos ojos, poco a poco voy retomando el pulso a esto tan complicado de escribir.


Han sido meses duros, difíciles. Falleció la bisabuela de mis hijos, una mujer a la que tenía verdadero aprecio. Mi madre se puso peor aunque no hubo que ingresarla. Y más cosas relacionadas con... bueno, qué más da.


Mis ánimos cayeron bajo mínimos. No enchufaba el ordenador ni tenía ilusión por escribir nada.


Mi hermano mayor oyó que estaba a punto de cerrarse el plazo de inscripción en un taller de escritura dedicado específicamente a los cuentos, y promovido por la Diputación de Cádiz. Ya hablaré más ampliamente de él, porque merece la pena hacerlo. El caso es que me animó a apuntarme y lo hice el último día, apurando las horas, porque no me veía con fuerzas para escribir una vez inscrita. Yo ya había leído sobre la convocatoria, pero no me animaba a inscribirme, puesto que no tenía ganas de escribir. Mi hermano y la premura de tiempo, junto con la sensación de que me perdería algo bueno si no lo hacía, me empujaron a matricularme.


Me admitieron, me llamaron, y ahí estoy compartiendo mis letras y mis ganas renacidas con un buen puñado de compañeras. Sí, digo bien compañeras porque todas somos mujeres en esta edición.


Como la mirada inocente de un niño, y la ilusión pegada a esos ojos, retomo de nuevo y poco a poco mis ganas de escribir. Ojalá no sea sólo un espejismo reflejado en lo diáfano y puro de esos ojitos.

13 mordiscos a esta cereza:

Dr. Krapp dijo...

Que tenga usted un muy feliz y próspero renacimiento.

Neander dijo...

Hola
Usas la misma plantilla que yo, soy andaluz también, me ha gustado mucho tu poesía, me encanta también la pintura, esta foto la conozco y me subyuga (todas las de su autora), en fin, que no podía por menos que saludarte e invitarte a mi blog, versificarium.blogspot.com
Un beso

Guinda de Plata dijo...

Y que usted lo vea, mi queridísimo doctor.

Bicos y apertas,

B.

Guinda de Plata dijo...

Querido Neander:

Me he pasado por tu casa y me ha parecido realmente brillante y preciosa. Muy, muy bonita e intimista.

Pongo un enlace de tu blog en el mío si no te molesta. Me encantaría darte la bienvenida: pásate por aquí cuantas veces gustes.

Un beso desde Cádiz,

B.

Neander dijo...

Llegué a este blog curioseando entre los usuarios de Blogger a los que les interesaba el tema "Neruda", y creí descubrir un alma casi casi gemela. No te preocupes, que no intento ligar, jajajaja pero me gustaría tener tu email, en mi perfil aparece el mío.
Besos.

Raquel dijo...

Entré en el blog tras un tiempo, ya casi sin esperar encontrarte, Belén. y mira por dónde no sólo me llevo la grata sorpresa de que sí, sigues aquí, sino de que,además, a pesar de las adversidades, te veo levantarte al fin, poquito a poco.
Siempre merece la pena continuar.

Un besazo enorme, preciosa.

Neander dijo...

Por la música que te gusta, te encantará -si no la conoces ya- Yasmin Levy

Neander dijo...

La foto del niño es de Jacqueline Roberts, la tengo en mis favoritos

Neander dijo...

No sé nada de lo que te pasó hace meses, pero me alegro de que vuelvas a escribir, a sentirte bien y de que coincida con el hecho de uqe haya descubierto tu blog.
P.D. Si me estoy poniendo mu pesao, me lo dices.

Ana dijo...

HOLAAAAA!!!
Uff, después de no sé cuántas visitas por fin algo nuevo, mientras me puse al día con tus escritos anteriores. Esto de los paseos por blogelandia crean adicción...
Me alegro de que a pesar de todas esas cosas que te rodean vuelvas a este rincón que tanto me gusta.
Un beso, cerecita.

Guinda de Plata dijo...

Neander, Raquelita y Ana: os hago un comentario conjunto porque hoy ando fatal de tiempo.

Neander: no eres nada pesado porque me encanta que visiten mi cajita de cerezas y guindas y le peguen a ellas cuantos más mordiscos, mejor. Es decir, que esos comentarios que son mordisquitos a mis cerezas y guindas suponen una gran alegría para mí.

Raquel, Raquelita... He estado por llamarte para decirte lo del libro (¿te acuerdas que te dije que te llamaría cuando saliera?)... Perdona porque lo he ido dejando pero sé que te debo una llamada. De todas formas ya lo puedes comprar por internet, aunque aún no se haya distribuido en las librerías puesto que aún no se ha hecho la presentación oficial. No sabes la de veces que me he acordado de ti, mi Zoíta.

Ana, qué alegría de verte tan contenta. Sé que te gusta mi blog y de verdad que esta vez voy a hacer todo lo posible por irlo actualizando mucho más a menudo. Me veo con más fuerzas, así que me pondré las pilas. Te mando un fortísimo beso.

Un beso a los tres. Muchísimas gracias por estar aquí acompañándome.

Belén.

Urko dijo...

¿Qué es un taller de escritura? (es pregunta retórica, eh, que lo sé...) Yo desconfío de ellos desde que conocí a uno que daba un curso por el estilo...

Me alegro de que retomes el blog, que remontes en lo posible esas cosas que te preocupan.

Guinda de Plata dijo...

Querido Urko:

Yo nunca me había apuntado a ninguno y ahí estoy. No sé si sacaré provecho o no -espero que sí, claro-, pero de momento estoy ganando unas amigas muy animosas y "buena gente", como decimos por aquí.

Muchas gracias por lo del blog, que sí, parece que estoy retomando con ganas. Y muchas gracias también por tus buenos deseos, amigo.

Un beso muy dulce de cereza, corazón.

B.

Template by:
Free Blog Templates