martes, 1 de septiembre de 2009

¡¡Feliz Año Nuevo!!




Que no, que no me he vuelto loca. Que el 1 de septiembre se postula, cada año con más fuerza, como el verdadero inicio de un año nuevo. Terminan las vacaciones para casi todos, los estudiantes remolones que vivieron la buena vida durante el curso vuelven a sus exámenes, todos, los más mayores y los más jóvenes, a sus clases, al reencuentro con sus compañeros, con sus maestros (recordarán los más voraces e impenitentes seguidores de estas Cerezas y Guindas que me gusta utilizar la palabra "maestro" y no "profesor"), retornarán a sus bocatas de chorizo, a sus zumitos en brick, a sus juegos o charlas en el patio, viviendo quizá los primeros amores entre miradas furtivas y medias sonrisas. ¡Cuántos recuerdos!


Y nosotros, adultos, los más afortunados que tenemos un trabajo, no tengamos ningún tipo de síndrome post vacacional, como se ha puesto tan de moda en estos últimos años, porque considero que sentir esto es un insulto hacia esos millones que se encuentran en paro y que rezan porque pudieran levantarse cada mañana a las siete menos cuarto, como es mi caso, o volver de unas merecidas vacaciones para enfrentarse a montañas de papeles en la oficina o a la llave inglesa en el taller.


Con mis mejores deseos de que este septiembre y los meses venideros vengan cargados de prosperidad y cosas buenas para todos, les deseo... ¡Feliz Año Nuevo! Y no, no me he vuelto loca.

3 mordiscos a esta cereza:

ybris dijo...

Dices bien. Incluso para los ya jubilados como yo, pero aún dependientes de hijos y nietos ligados al curso escolar, sigue siendo el inicio de ese curso lo que más determina más el comienzo del año.
Quienes durante más de cuarenta años creímos en la palabra maestro más que en la de profesor y aún seguimos haciéndolo no podemos estar más de acuerdo contigo.

Besos.

Noray dijo...

Comienza un nuevo curso, en mi caso también escolar, y como dices tú no merecemos tener eso que se ha llegado a denominar síndrome postvacacional. ¡Con la que está cayendo y con las cifras del Paro! ¡Como para quejarse de que llegue el trabajo!

Es un placer volver a leerte.

Un abrazo y... ¡Feliz Año Nuevo!

Guinda de Plata dijo...

¡¡Feliz Año Nuevo para ambos!! :-))

Ybris, muchas gracias por tus palabras y por tu apoyo por mi incondicional querencia a la palabra MAESTRO, así, con mayúsculas.

Noray... ¡yo también me alegro mucho, muchísimo de verte!

Template by:
Free Blog Templates