martes, 15 de septiembre de 2009

Descansa en paz, Fawziya


Se llamaba Fawziya Ammodi y era yemení. Murió en el parto, tras tres días agotadores, horribles, de los de no poder ni imaginárselos, entre dolores de agonía y sudor pegajoso empapándola desde la cabeza hasta los pies. No quiero imaginarme su cara de sufrimiento, porque sé lo que es un parto malo -en un hospital con las últimas tecnologías y un completo equipo de médicos y enfermeras pendientes de mí-, cuanto más en un país como Yemen, que no está precisamente a la vanguardia de los adelantos médicos.

Fawziya jamás podrá ver a su bebé, ni éste disfrutará del aliento cálido de su mamá, ni de sus caricias tiernas, ni del amor que en este caso, aún preñado de pobreza, no saltaría por la ventana, ya que el amor de unos padres por sus hijos supera todo lo imaginable. Fawziya cerró sus ojos, desangrada por falta de asistencia médica, tras tres duros días que debieron parecerle siglos.

Fawziya tenía edad para jugar con las muñecas que nunca tuvo, por pobre, y el destino no le dejó ni siquiera jugar con su primer muñeco, un bebé de carne y hueso. Fawziya, casada a la fuerza con un hombre de veinticuatro años para cumplir con la sharia o ley islámica -y también para ganar dinero gracias a lo que cobran los padres tras entregar a sus hijas-, tenía sólo doce años. Doce años y un fin horrendo de parto de tres días. Descansa en paz, niña Fawziya.

8 mordiscos a esta cereza:

ybris dijo...

Hay noticias que duelen como piedras.
¿Qué ley puede obligar a tanta injusticia?
¿Qué Dios terrible hemos creado?
Hay hechos que no son destino irreparable, sino dedo acusador que nos señala.

Besos.

Guinda de Plata dijo...

Sabia reflexión, Ybris. Es un caso que me ha estremecido y me ha puesto muy triste.

Un beso y gracias por acompañarme.

B.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Cuánto dolor...

Vine a verte,
el color es tan bello!
Qué extraño esto...
Tengo unas plantillas preciosas que tal vez quieras colocar.
Yo te ayudo.

Beso!

Guinda de Plata dijo...

Mil gracias, Ferip, preciosa, por visitarme y por echarme una mano. Seguro que tu ayuda será muy valiosa. ¡Lo malo es que, por la diferencia horaria, coincidimos poco!

Estamos en contacto.

B.

Ferip dijo...

No importa,B., no te imaginás la cantitad de blogs que hemos resucitado! ja!
Te dejo esta direccion.
Si te gusta alguna te ayudo a colocarla.

http://www.deluxetemplates.net/
Fijate donde dice DEMO, ahí la ves en DEMOstracion.

Dios te bendiga a vos también!!!!
Beso

Guinda de Plata dijo...

Muchas gracias, Ferip, en cuanto escriba mi nueva entrada me meto a echar un vistazo. Eres un solete :-)

Besos,

B.

Fermín Gámez dijo...

El destino, mezclado con la injusticia y las costumbres de cada pueblo, todos ellos situándose por encima del ser humano: como no debería ser, pero desgraciadamente sigue sucediendo.

Guinda de Plata dijo...

Sí, Fermín, es una lástima que todo esto siga pasando. Por eso, aunque mi voz sea una miseria dentro de tanta desgracia, me gusta alzarla contra las injusticias. Un beso.

Template by:
Free Blog Templates