martes, 25 de septiembre de 2007

Canción de la noche oscura


Rondándote.
Aquí estoy rondándote,
inventando cien escaramuzas
para que no me encuentres,
para que pueda seguir mirándote,
observándote, escudriñándote,
en una oscuridad clandestina,
sin que te des cuenta
de que estoy a tu lado.

Eso me divierte.

Ser tu sombra,
tu hada nocturna,
tu mariposa gris,
libélula entre las libélulas,
extraña imagen de mí misma.

Porque temo que,
si me abro
y me muestro
y me entrego
y me tomes,
tembloroso,
entre tus dedos, tus brazos, tu pecho y tu cuerpo,
nunca, nunca jamás,
pueda escapar de ti.

Y, créeme, quiero seguir siendo libre
para continuar saboreándote en silencio.

4 mordiscos a esta cereza:

Valeria dijo...

Nunca has pensado en dejarte descubrir?
Aunque tienes razón que tiene su encanto tal cual...
Un beso, Guinda

corsario sin patente dijo...

¡Libre! ¡Soy libre por siempre! pues por siempre he caído en la prisión del miedo a no serlo.

Precioso, Guinda.

He colgado un par de poemas en mi blog; puedes pasarte aunque alguno ya lo conoces.

Biquiños.

Queralt dijo...

Hola guindita... buscando, buscando blogs y espacios de cerezas he encontrado el tuyo. Cosa de la que me alegro porque me gusta mucho cómo escribes.
Yo tengo también cerezas por todos lados y también me dedico a escribir. Te invito a que me visites y a recoger tantas cerezas como te apetezcan y espero que te gusten pues, las tuyas y las mias se maduran en climas distintos y tienen un sabor algo diferente pero, ¡no dejan de ser cerezas! Olorosas, brillantes y relucientes, gorditas y apetitosas...
jejejeje
Cuando quieras, serás muy bien recibida, tanto en el blog como en el space, al que puedes acceder desde el mismo blog.

Besos con sabor a cerezas.

Queralt.

Guinda de Plata dijo...

Hola, amigos, ¡qué alegría ver gente saboreando estas humildes guindas! :-))

Valeria, nena, muchas gracias por dejar tu casa maravillosa de dulce erotismo y sensualidad y venir a visitarme, es todo un honor. Sí, algunas veces me gusta descubrirme del todo, pero te aseguro que en este caso concreto me divierto mucho así, rondando como si fuera la mujer invisible... Si más de uno supiera... ;-)

Corsario, gracias como siempre por hacerme compañía, y muchas gracias por tus amables palabras. Yo apenas me había atrevido con la poesía y sé que jamás llegaré a tu nivel, pero me gusta expresarme así a veces, aunque sé que no son buenas. Pero me gusta el resultado y por eso están ahí. Me pasaré, no lo dudes. Biquiños.

Queralt, mis otros amigos ya lo saben: para mí supone una tremenda alegría ver amig@s nuev@s que prueban y mordisquean estas cerezas y guindas. Le he echado un vistazo rápido a tu blog, y... ¡tienes razón, está sembrado de cerezas, jajaja! También he visto que te gusta mucho la cultura de los indígenas americanos. Ya lo visitaré con más calma y por supuesto dejaré comentarios. Me gusta mucho la cultura del blog y algunos merecen la pena de verdad. Me da que el tuyo es uno de ellos. Los de Corsario y Valeria no se quedan atrás, no.

Un beso muy fuerte para los tres.

Belén.

Template by:
Free Blog Templates