viernes, 6 de noviembre de 2009

103 años de sabiduría






         "Soy un cómico que lleva años esperando a que se baje el telón, pero nunca termina de bajarse". (Francisco Ayala, en   2007, con 101 años de edad)




Me había acostumbrado tanto a verle cumpliendo un año tras otro, que el otro día, cuando me enteré del fallecimiento de Francisco Ayala, último representante de la Generación del 27, casi no me lo creí. Han sido 103 años de novelas, de ensayos, de traducciones, de reflexiones sabias y eruditas. 103 años de sabiduría.

Tras un largo exilio, consiguió por fin en su país lo que se le había negado: el reconocimiento a una gran obra en forma de los más importantes galardones de las letras españolas -entre otros muchos premios relevantes-: el Príncipe de Asturias de las Letras y el Cervantes. Fue el hombre que, en sus propias palabras, "había escrito demasiado porque había vivido intensamente". 

Tenía pendiente leer "El jardín de las delicias" y creo que lo voy a empezar en cuanto termine el que tengo entre manos, "Historias de la historia", de Carlos Fisas.

Fueron 103 años de un andaluz sabio, vividos como él dijo, muy intensamente. Descanse en paz Don Francisco Ayala.

5 mordiscos a esta cereza:

Candela dijo...

Pues ya te reencontre!! Me encanta tu plantilla!! Voy a cadiz el 6 del mes que viene, a ver is podemos quedar a tomar algo!!

Ignacio Bermejo dijo...

Una pena la perdida. Algo se han llevado losdos, Ayala y José Luís. Los recordaremos con cariño SIEMPRE. Me ha encantado reencontrarme de nuevo cn la escritora gaditana que tanto me gustó leer. Bien venida. Un beso.

Guinda de Plata dijo...

Gracias a ambos, de verdad, poco a poco voy escribiendo y encontrándome con blogs que me gustan y a los que no les puedo dedicar tanto tiempo como me gustaría.

Candela, espero verte, guapetona, ¡estarás impaciente por llegar! :-))

Noray dijo...

¿Quién ha muerto?
Sólo mueren los números
en una hoja cuadriculada de papel.
¿Quién ha muerto?
Sólo mueren las palabras
que viven en silencio.
¿Quién ha muerto?
Sólo mueren los hombres y mujeres,
nunca la idea ni el talento.
¿Quién dices que ha muerto?
Sólo mueren los muertos.



El Maestro Ayala nunca morirá,
sólo muere quien es olvidado.


Un beso

Guinda de Plata dijo...

¡¡Qué sabio eres, Noray!!

Template by:
Free Blog Templates