miércoles, 2 de diciembre de 2009

Necrológica




Este amor ha muerto.

Murió en el instante
en que, sobrecogida,
me di cuenta de que sólo lanzaba besos al aire.

Murió en el momento
en que, desencantada,
deseé no perderme más en la senda de tu cuerpo.

Murió en el segundo
en que, enloquecida,
decidí encararme yo toda al mundo.

No le llores más:
Este amor ha muerto.

10 mordiscos a esta cereza:

Billie Jean dijo...

Acabo de descubrir este blog que tienes enlazado en el de La cajita de Peter Pan...y acabo de descubrir que eres escritora...pues ya me extraña que no hayas publicado nada sobre Michael...a mi me gusta mucho escribir también, pero en principio solo para mi...pero sí que he pensado en escribir un libro sobre él...ya tengo uno, de cuando tenía 11 años, terminado a los 14...pero ahora seria mucho más completo...lo has pensado más de una vez,verdad?pues porqué no lo haces?tu lo tienes facil, ya eres una buena escritora reconocida...
Un besito!

Noray dijo...

Murió el amor,
no la vida.


Un beso

Narci dijo...

Un gran amor, rara vez muere por completo, basta un soplo para reavivar la llama y recomenzar... hasta que la leña o el cuerpo se extingan.

Una preciosidad.

saludos

moti dijo...

qué preciosidad!!!!!!!
felicidades!!!!

Eli

Javier Peralta Medina dijo...

Siempre puede volver;)

Guinda de Plata dijo...

Bueno, yo creo que en este caso está definitivamente muerto. ;-)

Billie Jean, ¡gracias por lo de escritora reconocida, pero exageras un pelín! :-D Ya me gustaría a mí escribir un libro sobre Mike, pero qué va, me falta mucha información sobre él para hacerlo bien, como se lo merece.

Muchas, muchas gracias por vuestras palabras y por visitar la cajita de las cerezas... y bienvenida a los nuevos amigos. Un beso muy grande, de verdad.

Belén.

ybris dijo...

Un cementerio, el del amor, tan poblado de tumbas como lo está de estrellas el cielo de los enamorados.
Hay amores que mueren como los hay que nacen.
Siempre hay bellos poemas que los cantan, como este tuyo a los que ya se fueron.

Besos.

Fermín Gámez dijo...

Parte del trabajo del amor es morir. Sin esa muerte, ni siquiera el amor tendría sentido.

Es como la vida.


(Belén, he parado el blog por un tiempo. Pero tengo que comentarte alguna cosa que no tiene que ver con ese cierre y he perdido tu correo. Mándame un correo con tu dirección, por favor.)

Besos.

Guinda de Plata dijo...

Gracias por pasarte y por tus palabras, Fermín. Ahora te lo mando. Un besito y descansa.

B.

Javier Castro dijo...

Profundo y directo. Citando a Antonio Gomez Rufo, "El amor es como un autobus, cuando se va, siempre suele venir otro un poco más adelante"

Template by:
Free Blog Templates